Preparación y manejo de alimentos sólidos

En diferentes etapas de desarrollo, los bebés y los niños pequeños pueden comenzar a recibir alimentos distintos de la leche materna o la fórmula infantil. Es importante que a medida que se introducen nuevos alimentos éstos sean preparados de una manera que limite el riesgo de enfermedades transmitidas por alimentos y optimice el contenido nutricional de los alimentos.

Preparación de cereal para bebé

Entre 4 y 6 meses de edad, los bebés pueden comenzar a comer cereales de un solo grano. La mayoría de los bebés comienzan con cereal de arroz fortificado con hierro.

Para preparar cereal para bebé para la primera alimentación del bebé

Al introducir el cereal al principio la consistencia será demasiado aguada. NO SIRVAS EL CEREAL MEZCLADO EN UN BIBERÓN.

Para preparar cereal para bebé para comidas posteriores

  • Coloque cantidad de cereal deseada en un tazón
  • Añada líquido (leche materna o fórmula) hasta que el cereal alcance la consistencia deseada
  • Sírvalo inmediatamente o caliéntalo
  • Para calentarlo, coloque el cereal mezclado en un tazón apto para microondas y caliéntelo de 15 a 30 segundos
  • Pruebe la temperatura antes de alimentar al bebé para evitar quemaduras
  • Alimente al bebé con el cereal usando una cuchara
  • Deseche el cereal que no haya sido consumido

Para preparar cereal para niños pequeños

  • Coloque la cantidad de cereal deseada en un tazón
  • Agregue líquido (agua potable, jugo o leche entera de vaca) hasta que el cereal alcance la consistencia deseada
  • Sírvalo inmediatamente o caliéntalo
  • Para calentarlo, coloque el cereal mezclado en un tazón apto para microondas y caliéntalo de 15 a 30 segundos
  • Pruebe la temperatura antes de alimentar al niño pequeño para evitar quemaduras
  • Preparación de frutas y verduras

    Las frutas y verduras son parte esencial de una dieta bien balanceada. Sin embargo, es importante asegurarse de que son seguras para el consumo ya que las frutas y verduras frescas pueden tener bacterias y pesticidas en sus superficies.

    Preparación de frutas y verduras

    Después de introducir cereal, frutas y verduras pueden ser introducidas gradualmente a la dieta de un bebé.

    Para preparar frutas y verduras para bebés:

    • Lave las manos con agua y jabón
    • Lava y esterilice los platos y utensilios para preparar alimentos
    • Lava las frutas y verduras
    • Pele, quitele las semillas y corta las frutas y verduras seleccionadas en trozos pequeños
    • Cocine las frutas y verduras en agua o vapor* hasta que estén tiernas; no agregues sal ni azúcar
    • Cuele el agua de las frutas y verduras
    • Deja que se enfríe; prueba la temperatura antes de alimentar al bebé
    • Mezcle con una licuadora o batidora manual hasta que alcance la consistencia de un puré suave
    • Mide la cantidad necesaria de alimento hecho puré en un tazón
    • Mezcla con fórmula preparada, leche materna o agua limpia para alcanzar la consistencia deseada
    • Deseche la comida del tazón que no haya sido consumida
    • Guarde el puré restante hasta 24 horas en refrigeración o hasta por 3 meses en congelación
    • Descongele el puré congelado durante la noche en un refrigerador
    • Recaliente gradualmente el puré descongelado hasta que se caliente del todo y déjelo enfriar un poco antes de alimentar al bebé

    *Las instituciones operadas por el estado pueden tener reglas y protocolos específicos para cocinar frutas y verduras

    A medida que los niños se desarrollan, pueden comenzar a comer texturas más firmes de frutas y verduras. Cuando los niños tienen suficientes dientes para masticar, pueden comenzar a comer frutas y verduras crudas.

    Manejo de frutas y verduras

    Consejos para un manejo seguro de frutas y verduras:

    • Lave las manos antes y después de manipular frutas y verduras
    • Lave y desinfecta las superficies para preparar alimentos, las tablas de cortar y los utensilios antes y después de preparar frutas y verduras
    • No lave las frutas y verduras antes de almacenarlas; lávalas sólo cuando estén listas para usarse
    • Para lavar frutas y verduras:
      • Lave las frutas y verduras bajo agua corriente limpia; no utilices jabón o detergente para lavarlas
      • Utilice un cepillo para fregar la suciedad de las ranuras de frutas y verduras como
        • Papas
        • Melones
        • Cítricos
        • Pepinos
        • Calabazas de invierno
      • Enjuaga la superficie de las frutas que comúnmente son peladas como plátanos o naranjas
      • Retira las capas externas de las verduras de hoja antes de enjuagarlas
      • Seca bien las frutas y verduras
    • Corta y tira las partes de las frutas y verduras que estén magulladas o dañadas
    • Refrigera las frutas y verduras dentro de 2 horas de haberlas cortado y pelado
    • Desecha las frutas y verduras pelados y cortados que hayan estado a temperatura ambiente por más de 2 horas
    • Almacena las frutas y verduras en un lugar fresco y seco
    • Revisa las frutas y verduras almacenadas con frecuencia; tira las frutas y verduras que muestren señales de moho o deterioro

    Más información: