Preparación y manejo de fórmula

Una preparación adecuada de fórmula en polvo para infantes es importante para asegurar que un bebé reciba los niveles recomendados de calorías y nutrientes contenidos en la fórmula.

La preparación segura de la fórmula infantil comienza con el agua potable. El agua utilizada para mezclar la fórmula infantil debe provenir de una fuente de agua confiable. Si la del grifo no es potable, se puede utilizar agua embotellada o agua hervida. Más información sobre el agua potable.

Es importante que la fórmula sea preparada con las proporciones correctas de agua por fórmula. Agregar muy poca agua a la fórmula puede cargar los riñones y el sistema digestivo del bebé, lo que conduce a diarrea y deshidratación. Agregar demasiada agua diluirá la fórmula y puede conducir a intoxicación por agua y desnutrición. La fórmula diluida proporciona calorías inadecuadas, poniendo al bebé en riesgo de retraso del crecimiento, emaciación, retraso en el desarrollo y/o infección.Sigue siempre las instrucciones del fabricante para garantizar que la fórmula sea preparada utilizando proporciones correctas de agua por fórmula.

La fórmula infantil se puede preparar en un solo biberón o en lotes grandes. Es preferible que la fórmula infantil sea preparada un biberón a la vez ya que así es más fácil garantizar proporciones apropiadas de fórmula en polvo con agua. Sin embargo, en muchos contextos institucionales la fórmula infantil se prepara en grandes lotes para la comodidad del personal y de los cuidadores. La fórmula debería prepararse en lotes no mayores de 1 litro. Es importante que al preparar lotes grandes se utilicen cálculos apropiados con el fin de garantizar la concentración óptima de fórmula.

Aquí hay un ejemplo de la diferencia entre un solo biberón y grandes cantidades lotes de fórmula en polvo para infantes y agua:

Biberón individual
9 gramos de polvo (1 cucharada rasa) por cada 60 mililitros (2 oz) de agua

Lote grande
153 gramos (17 cucharadas rasas) por cada 1 litro (34 oz.) de agua

Preparación de biberón individual

Para preparar un biberón de fórmula en polvo para infantes:

  • Lava el biberón y las piezas del biberón (chupete, anillo, tapa) con agua y jabón
  • Esteriliza el biberón en agua hirviendo durante cinco minutos
  • Prepara agua estéril (agua embotellada o que haya sido hervida*)
  • Lávate bien las manos con agua y jabón
  • Mide el agua estéril en el biberón limpio como se indica en la etiqueta del producto
  • Mide la cantidad correspondiente de fórmula en polvo en el frasco como se indica en la etiqueta del producto
  • Asegura el chupete y el anillo al biberón
  • Agita la botella hasta que la fórmula esté bien mezclada
  • No agites demasiado el biberón; la formación excesiva de espuma puede aumentar la probabilidad de que el bebé ingiera aire.
  • Úsala inmediatamente o cubre el biberón con tapa y refrigérala hasta su uso

*NOTA: Después de hervirla, el agua debe ser enfriada a por lo menos 70º C antes de mezclarla con la fórmula.

Preparación de lotes grandes

Para preparar un lote grande de fórmula infantil en polvo:

  • Lava el biberón y las piezas del biberón (chupete, anillo, tapa), cuchara grande, tazón grande y recipiente de almacenamiento con agua y jabón
  • Esteriliza todo el equipo de preparación en agua hirviendo durante cinco minutos
  • Prepara agua estéril (agua embotellada o que haya sido hervida*)
  • Lávate bien las manos con agua y jabón
  • Mide el agua estéril en un tazón limpio según los cálculos adecuados para lotes grandes de las indicaciones en la etiqueta del producto (no más de 1 litro)
  • Mide la cantidad correspondiente de fórmula en polvo en el tazón de acuerdo con los cálculos adecuados para lotes grandes de las indicaciones en la etiqueta del producto
  • Agita hasta que esté bien mezclada (que el polvo esté completamente disuelto y no queden grumos)
  • Distribuir la fórmula mezclada en botellas limpias y estériles
  • Úsala inmediatamente o séllala en un recipiente con una tapa con cierre hermético en un refrigerador hasta su uso

*NOTA: Después de hervirla, el agua debe ser enfriada a por lo menos 70º C antes de mezclarla con la fórmula.

Manejo y almacenamiento de la fórmula

Después de mezclarla, la fórmula debe ser utilizada inmediatamente o almacenarse en un refrigerador (2º C – 4º C/35º F – 40º F). Pueden desarrollarse bacterias si la fórmula se deja a temperatura ambiente durante demasiado tiempo. Los biberones pueden servirse a temperatura ambiente o fríos, pero pueden calentarse si se desea.

Consideraciones para calentar los biberones:

  • Los biberones pueden ser calentados manteniéndolos bajo agua caliente fluyendo del grifo
  • Los biberones pueden ser calentados colocándolos dentro de un recipiente de agua no más caliente de 48º C
  • No dejes los biberones en una olla de agua caliente durante más de 5 minutos
  • No metas los biberones al microondas, ya que esto puede crear puntos calientes y causar quemaduras graves

Después de alimentar al bebé, desecha la formula que no se haya consumido. La fórmula preparada debe ser desechada dentro de una 1 hora de alimentar a un bebé. Pueden desarrollarse bacterias en la fórmula a temperatura ambiente y las enfermedades pueden transmitirse de bebé a bebé si los biberones son compartidos.

Almacenamiento de fórmula en polvo
La fórmula en polvo debe almacenarse tapada correctamente y en un lugar fresco y seco. Las latas de fórmula en polvo deben utilizarse dentro de un mes de que son abiertas. La fórmula no debe ser utilizada después de la fecha de caducidad impresa en la lata.

Almacenamiento de fórmula preparada
Si no se está utilizando la fórmula preparada para alimentar a un niño inmediatamente después de mezclarla se debe almacenar en un refrigerador. Los biberones de fórmula preparada a partir de polvo deben ser almacenados en el refrigerador a 35 – 40º F (2 – 4ºC) por no más de 24 horas. La fórmula mezclada sin usar se debe cubrir y etiquetar con la fecha de preparación antes de refrigerarla. La fórmula debe desecharse si tiene más de 24 horas de antigüedad. Las fórmulas listas para usarse y las fórmulas líquidas concentradas son esterilizados comercialmente durante el procesamiento, por lo que las latas o biberones abiertas que fueron preparadas a partir de estas fórmulas pueden permanecer durante un máximo de 48 horas en el refrigerador a 35 – 40º F (2-4ºC). No uses fórmula preparada o fórmula de contenedores de líquidos abiertos si ha estado fuera del refrigerador por más de un total de 2 horas.

Más información sobre preparación de fórmula: