» Volver a la biblioteca de nutrición para huérfanos


Título del trabajo: Desarrollo físico y cognitivo de infantes provenientes de un hogar de guarda o institución en China después de la adopción internacional

Tipo de trabajo: Artículo original; estudio prospectivo longitudinal

Objetivo: Comparar el crecimiento y desarrollo de los niños adoptados de China procedentes de cuidado de orfanato u hogares de guarda

Medidas relacionadas con la nutrición:

Participantes: 92 niñas de China adoptadas en los Países Bajos, que tenían entre 10, 8 y 16, 5 meses de edad a su llegada (la edad promedio fue de 13 meses. 50 fueron incluidas en el grupo de cuidado institucional (pasando no más de un mes de su vida preadoptiva en lugares de cuidado no institucionales) y 42 fueron incluidas en el grupo de hogares de guarda (pasando al menos un mes de su vida postadoptiva en hogares de guarda).

Métodos: Los datos de crecimiento y desarrollo fueron recodigos en dos ocasiones distintas. La primera se llevó a cabo a los 2 meses de la llegada y la segunda 6 meses después de la llegada (4 meses después de la primera ocasión). Las medidas de crecimiento fueron proporcionadas por los padres. El desarrollo fue evaluado usando la Escala de Bayley de Desarrollo Infantil-II.

Resultados nutricionales:

Conclusiones e implicaciones clínicas:Había retrasos moderados en el crecimiento de las niñas adoptadas de China, seguido de compensación en el peso y en la circunferencia de la cabeza, pero no en la estatura. No hubo diferencias en ninguna de las medidas de crecimiento físico o compensatorio entre el grupo de las que fueron cuidadas en instituciones y el grupo cuidado en hogares de guarda (sin embargo, los hogares de guarda fueron asociados con un mejor desarrollo cognitivo y motor). Sin embargo, las niñas que tenían menos edad al llegar experimentaron un mayor crecimiento compensatorio en cuanto al peso y la circunferencia de la cabeza, lo que enfatiza la importancia de mejorar el cuidado lo más pronto posible. Los autores sugieren que puede haber un período sensible en que la recuperación del crecimiento es más fácil. Hubo recuperación en peso, pero no en altura. Los autores sugieren que esto puede ser debido a que el peso se recupera rápidamente por la mejora de la ingesta diaria, mientras que la altura se basa en el crecimiento óseo y el sistema de la hormona del crecimiento, lo que puede tomar más tiempo.

Limitaciones de los resultados nutricionales: Los autores sugieren que los retrasos de crecimiento no son muy graves porque las condiciones en China han mejorado para estos niños. Una advertencia que los autores no discutieron es que los niños adoptados no fueron medidos hasta dos meses después de su llegada y es posible que un poco de compensación en el crecimiento ya haya tenido lugar en este tiempo. Además, las medidas de crecimiento fueron proporcionadas por los padres. Los autores no describieron quién realizo la medición ni qué métodos se utilizaron para medir el crecimiento, por lo tanto, se desconoce la precisión de estas mediciones. Por último, este estudio no encontró diferencias en el crecimiento físico basándose en el tipo de cuidado preadopcional experimentado (orfanato vs hogares de guarda). Esto podría reflejar la mejora de las condiciones de los orfanatos como los autores discuten. Sin embargo, la falta de diferencia puede deberse a que la atención que recibió el grupo de los hogares de guarda no fue mejorada con mucho respecto de la del grupo cuidado en instituciones, la mayoría (62%) del grupo de hogares de guarda pasó algún tiempo en el orfanato y/o experimentó transiciones en el cuidado. Los autores, sin embargo, no encontraron una diferencia en sus resultados cuando incluyeron a los niños que únicamente vivieron en hogares de guarda en el grupo de hogares de guarda.

Referencia: van den Dries L, Juffer F, van Ijzendoorn MH, Bakermans-Kranenburg MJ. Infants’ physical and cognitive development after international adoption from foster care or institutions in China. J Dev Behav Pediatr. 2010; 31 (2): 144-150. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20110827


» Volver a la biblioteca de nutrición para huérfanos